2006-Wallawalkar Hospital. Al sur de Bombay. INDIA.

Hospital Rural


La vida está llena de 'casualidades'. Buscábamos nuevo destino y el Dr Sunil Nadkari, cirujano ortopédico infantil, estaba en un congreso en Barcelona. Colabora con un hospital rural en la costa oeste de la India, 330 kilómetros al sur de Bombay. Hay necesidades de cirugía reconstructiva en niños. Un colega le comenta nuestro proyecto y contactamos.

Viajamos Montse Bonet, Robert Benedito y yo. La bienvenida fue espectacular: todo el personal del hospital reunido en una sala para ofrecer su colaboración. Los medios hospitalarios eran suficientes y los casos a tratar, muchos. 

Cada mañana se formaba una larga cola de niños y familiares que esperaban a la puerta de quirófano para cirugías, visitas y selección de nuevos casos: fisuras de labio y paladar y muchas secuelas de quemaduras. Sobre todo de mujeres jóvenes en cara y cuello. Sospechosos accidentes domésticos dejaban a las mujeres con enormes secuelas y fuera de sus casas. 

Intervenimos más de 20 casos. La alegría y las muestras de agradecimiento de la gente de la calle, del hospital y de los líderes religiosos eran constantes. Uno de nuestros casos estrella fue el de un chico con una quemadura facial completa tras una explosión de gas. No podía abrir la boca y no podíamos intubarlo para operarlo. Le practicamos una abertura de las comisuras bucales con anestesia local y luego le realizamos las plastias enambas comisuras. No olvidaremos la sonrisa del chico poco después.

En una región donde los problemas reconstructivos faciales están considerados como una desgracia sin solución, habíamos creado una necesidad. Cada día acudían más pacientes y no teníamos capacidad de tratamiento. Volveremos próximo año con un equipo más potente.